31 de diciembre de 2008

Las nubes pretenciosas, peligrosamente, siguen los mismos pasos que sus ancestros.

(Es sorprendente como el sujeto y el predicado se esconde de mí a cada ratito.)



Yo con ancestros o sin ellos sigo los pasos de varias sombras hacia un nuevo año.

En el 2007 me hice el propósito de no hacer propósito alguno para el año siguiente.

Y así fue, y fue maravilloso.
Simplemente todo sucedió.
Mucho viento y también vértigo.

Entre el sabor salado de las lágrimas y el color de mi sonrisa me ha dado mucho gusto llegar al 2009.
Sé que tengo que dejar de morderme las uñas, leer los libros en la repisa de pólvora y hacer eso que llaman vivir.

Mientras de regreso a nuevos proyectos y a nuevos sueños.



De regalo a todos ustedes, (pocos, pero muy valiosos) queridos lectores y observadores les dejo un chiste simple muy simple pero que me hizo reír una noche entera, por que soy re-simple y me gusta inventar chistes mamones, (este no lo invente yo, sniff) .

¿Qué le dijo un semáforo a otro semáforo?



No me veas que me estoy cambiando.

(Jo-Jo)

M*


4 comentarios:

  1. Soy tan torpe para usar esta cosas! pero creo que al fin se quien eres. Tambien te deseo un muy feliz año, perdon por no contestar pero con mi sueldo de estudiambre me quede sin mensajes (y sin acentos). Asi que feliz año y gracias por publicar lo que sea que vayas a publicar mio=) Besos y caritas felices de blog!

    ResponderEliminar
  2. Mmmm el año sin preocupaciones de los propósitos. Yo los hago pero jamás los sigo. Estoy haciendo algo mal :P

    Feliz año!

    ResponderEliminar
  3. Sin propósitos o con ellos, ¡feliz año 2009!

    Bueno el chiste ;)

    ResponderEliminar

Dudas y sugerencias